TRASTORNOS ALIMENTICIOS

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS?

Miedo a engordar, a perder el control, dietas restrictivas, imagen de uno mismo distorsionada, comportamientos impulsivos con la comida, atracones, vómitos, sentimientos de culpa, aislamiento, estado de ánimo deprimido, ansiedad…

Vivimos en una sociedad donde cada día se te impone como has de ser y que cuerpo has de tener. De forma muy sutil, la televisión o los anuncios por la calle te bombardean con mensajes e imágenes implícitas vendiéndote cada vez más la imagen de un cuerpo femenino o masculino “perfecto”, perpetuando en ti un sentimiento crónico de frustración con tu cuerpo.

Todo ese bombardeo traducido en “haz dieta”, “estas gorda”, “adelgaza”, “no llegas a verano”, “la operación bikini” hace que mucha gente se lo crea, y al fin y al cabo, acabe siendo una víctima, cayendo en un trastorno alimenticio del que no es fácil salir.

Las personas con este tipo de problemas que acuden a terapia psicológica, suelen hacerlo después de mucho tiempo de sufrimiento, y normalmente, forzadas por amigos o familiares. Si no es así, y has decidido dar el paso por tu cuenta, te doy la enhorabuena.

TERAPIA PSICOLÓGICA PARA LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN

Si padeces o crees padecer algún trastorno alimentario, seguramente estés harto o harta de que la gente te diga lo que tienes que hacer (“estas muy delgada”, “tienes que comer”) y anheles que alguien se interese de verdad por ti y por su estado de ánimo.

El tratamiento tiene como principal objetivo establecer un vínculo paciente-psicólogo positivo, alcanzando un clima de confianza y calidez, donde te sentirás comprendida y arropada.

Del mismo modo, los trastornos alimenticios suelen ir acompañados de miedos, ansiedades, baja autoestima, alta exigencia y perfeccionismo, impulsividad, estrés, problemas relacionales etc. Por eso, es importante tratar todo como un conjunto.

 

BENEFICIOS DE LA TERAPIA PARA LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS

PIDE INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Llamar: 601 16 25 92